El Manicomio Nacional de Leganés en la posguerra española (1939-1952). Aspectos organizativos y clínicos asistenciales de Ana Conseglieri

Portada_tesis-Programa LeganesEl funcionamiento institucional del Manicomio Nacional de Leganés durante los primeros años del franquismo no fue ajeno a la situación socioeconómica y política de la posguerra; sin embargo, la práctica psiquiátrica llevada a cabo pretendió ajustarse en todo momento a los modelos de psiquiatría biológica imperantes en la Europa del momento.

El Reglamento Interno de 1941 supuso varios cambios respecto al anterior de 1885, como el aumento del número de plazas para pacientes ingresados, el incremento de las cuotas que debían abonar los pacientes pensionistas, o la supresión de algunos de los departamentos contemplados anteriormente. Así mismo, se amplió el número de plazas para el personal médico y de enfermería, si bien, las religiosas de la institución quedaron fortalecidas en sus funciones. Las historias clínicas contienen entre otros documentos, escritos de enfermos que ofrecen información sobre las condiciones del internamiento y la vivencia subjetiva del aislamiento de éstos, demostrándose la importancia de este tipo de fuentes en el análisis histórico de la medicina desde la perspectiva del paciente.

El Manicomio cumplió en líneas generales con los procedimientos de ingresos y altas que incluía el Decreto del 3 de julio de 1931. Los ingresos se sucedieron en función del número de altas, incrementándose el total de la población ingresada sin llegar a la ocupación máxima de 400 plazas. Las altas fueron mayoritariamente por defunción y, en segundo lugar, por traslado, siendo el motivo principal de fallecimiento las enfermedades cardiocirculatorias y neurológicas no infecciosas. Durante el periodo de estudio se afianzó la nosografía kraepeliniana, con diagnósticos como la esquizofrenia y la psicosis maniaco-depresiva, frente al declive de la paranoia y los delirios crónicos; además se produjo un aumento de los diagnósticos de psicopatías. Las medidas terapéuticas se administraron en mayor medida que en épocas previas y la más frecuentes fueron las terapias de choque (electrochoque, coma insulínico y choque cardiazólico), registrándose también un número moderado de leucotomías.

POST A COMMENT